Busquemos la empatía (28/03/2017 por Mónica Aranguren)

Conforme al artículo 18.1 de la Constitución, los derechos al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen tienen el rango de fundamentales, y hasta tal punto aparecen realzados en el texto constitucional que el artículo 20.4, dispone que el respeto de tales derechos constituya un límite al ejercicio de las libertades de expresión que el propio precepto reconoce y protege con el mismo carácter de fundamentales.
Ya no se trata solo de un deber constitucional, sino de un deber moral. Cuando vemos las noticias y salen imágenes de víctimas rodeadas de sangre, escombros, y de más cosas inimaginables, lo único que se nos ocurre decir es: ¡Qué horror!, ¡Qué pena!, ¡Pobre familia! Pero, ¿Dónde está el respeto por esas personas, por sus familiares, por sus amigos? Por eso la falta de empatía. Por eso, debemos buscarla.
Seguramente a ninguno de nosotros nos gustaría que todo el mundo nos viese en esas condiciones, y mucho menos ver a un familiar nuestro así. Debemos dejar de pensar menos en nosotros mismos, e incluso menos en lo que la gente quiere ver, pensar menos en los intereses del periodismo (lo que más vende) y tener un poco más de empatía por esas personas. Por eso, busquemos la empatía.
Muchas personas opinan que es necesario ver ese tipo de imágenes para darnos cuenta de lo que ocurre en el mundo. Pero no se trata de necesidad o no necesidad, sino de respeto, de empatía. ¿No debería un periodista ser capaz de contar con palabras lo que no hace falta ver con imágenes? ¿No es una persona capaz de entender lo que ocurre en el mundo sin tener que verlo en fotografías desagradables? De ahí, la falta de empatía.
La RAE define Empatía como la capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos. Igual este es el problema, la falta de capacidad de las personas para ponerse en el lugar del otro. ¿Y qué solución hay para ello? Pues ya sabéis; busquemos la empatía.
Escrito por: Mónica Aranguren.
Día 28 de marzo de 2017

Deja un comentario