EL COMPROMISO (28/11/2017 por María Hernández Martínez)

Además del doble grado que curso, este es mi segundo año en la Escuela de Liderazgo Universitario, una red cuya formación es semipresencial, dura cuatro años y se divide en módulos que abordan distintos contenidos (Ciencia, Derechos Humanos, Antropología, Teología…). El presente módulo versa sobre el Liderazgo y como trabajo final, debíamos diagnosticar un problema que tiene la universidad en nuestros días y plantear una propuesta de mejora teórica. Sin embargo, mi equipo y yo decidimos ir más allá y hacer de esa idea un proyecto real. He aquí la primera muestra de compromiso, como estudiantes no nos conformamos con una nota. Tenemos presente que la cifra numérica es limitada, tan solo una calificación basada en el cumplimiento de unos mínimos.

Por el contrario, sabemos que implicarnos en aquello a lo que se nos invita es la expresión de una conciencia sobre el deber con y para el mundo. No estudiamos para aprobar, no solo estudiamos para aprender, lo hacemos para servir a los demás con esos saberes adquiridos.

 

Pese a que las carreras que cursamos son muy variadas y los centros donde lo hacemos también, todos anhelamos mayor apertura de nuestras ramas. En el caso de que se ofrezcan actividades propias de otras materias, el formato de conferencia suele ser el único disponible y muchas veces no es capaz de generar demasiada atracción por falta de modernización en la estructura y las carencias de los planes de comunicación que las publicitan (en caso de que los tengan). Esta tendencia podría acabar provocando rechazo y mayor separación entre las especialidades.

Además, la carga de trabajo de los grados dibuja una rutina frenética que muchas veces impide deleitarse en el gozo de aprender. Ansiamos conocer y vibrar con lo aprendido pero no siempre sucede. La presión puede provocar que olvidemos el sentido del estudio y que se acabe aborreciendo el sacrificio que conlleva así como todo lo vinculado a la formación académica.

Ver artículo completo en PDF

Deja un comentario