Uso de datos en consumo (P.F. Cermeño, R.S. Del Río y P.V. Hernandez ) Febrero 2020

Las drogas y el consumo de las mismas son parte de la sociedad en la que vivimos. Hemos fallado como sociedad. Hemos permitido que se normalizará y que mutara unos de los peores cánceres que ha azotado a las personas. El cine, los libros, las redes sociales han banalizado todo el mal que causan las drogas.Te metes un tiro, la dopamina rebosa en tu cerebro, la felicidad te inunda, eres imparable. Todo eso ya lo conocemos sin necesidad de haberlo probado. Con este proyecto queremos concienciar del verdadero riesgo de las drogas mediante el Big Data.

En España la sustancia que más se consume es la marihuana. Hoy en día, cuando uno baja a dar un paseo por el parque, no importa la hora, lo raro es no encontrarse a un grupo de quinceañeros probando su primer porro. Según los datos ofrecidos por el Gobierno en 2018tres de cada diez estudiantes ha fumado marihuana​. Nadie se sorprende. Hemos normalizado que un estudiante que no ha terminado la Educación Secundaria Obligatoria, un niño, comience a dar sus primeros pasos en el mundo de la droga. La ​edad media española para iniciarse en el mundo del cannabis son los 18 años​ . No es solo el hecho de estar atentando contra su cuerpo, sino que para poder hacerlo primero ha estado en contacto con quién sabe qué persona. Hemos normalizado que en España, según el último informe de drogas del Gobierno, ​un 17,1% de jóvenes entre 15 y 24 años consume marihuana. ​Es decir,​ en España 758.100 jóvenes consume marihuana ​y nadie se echa las manos a la cabeza. También podemos observar que alrededor de ​un 35% de población de entre 15 y 65 años ha fumado a lo largo de su vida marihuana​.

Puede ser que no nos preocupe porque no nos paremos a reflexionar acerca del tema. O puede que pensemos que no pasa nada, que es una ‘droga blanda’ y que eso no hace ningún mal. Pero este es un error muy común entre la sociedad. Obviando lo prejuicioso que es para los pulmones, quería que supieran que según un estudio comparativo realizado por el Doctor Ismael Mena en Chile ​los jóvenes que consumen marihuana desarrollan peor sus

capacidades cognitivas. La pérdida de memoria, la mala capacidad de aprendizaje o la falta concentración​ son unas de la muchas consecuencias negativas de la llamada “droga blanda”. No te mata, pero desperdicia tu cerebro y tu capacidad de saber. Aún conociendo estos datos ​un 60% de los jóvenes entre 15 y 17 que no han probado el cannabis lo harían si se legalizara.

La marihuana es solo uno de los muchos estupefacientes que se consumen de forma habitual en España​. La cocaína es la segunda droga que más se consume​. España es uno de los destinos principales de esta droga en Europa. De acuerdo con los datos del Informe Europeo sobre drogas, ​España es el segundo país del viejo continente que más cocaína consume​. Una vez termina la euforia y las sensaciones auditivas la cocaína deja huella. Mareos, náuseas, síndrome de abstinencia y quien sabe si una sobredosis. Esto último le podría haber pasado a un ​10% de la población, ese es el porcentaje de españoles que ha probado esta sustancia.

El artículo 368 y 378 del Código Penal regula los delitos relacionados con el tráfico de drogas. A la hora de aplicar la condena se deben tener en cuenta varios factores: el daño a la salud que provoque a la sustancia, la cantidad de estupefacientes que se porten y los posibles agravantes como puede ser la venta a menores. ​Actualmente, el 73% de los reos de las cárceles españolas están presos por tráfico de drogas según los datos obtenidos por la Fundación Atenea. ​Estos pueden llegar a cumplir​ penas de entre 1 y 21 años, ​en función de los agravantes. Según el Informe de Drogas del Gobierno de 2018 en España se recogieron405.348 infracciones por tema de drogas​.

Puede parecer una locura, pero quizás acabar en prisión no sea tan mala opción. Puede que tras un par de años bajo rejas tras haber empezado a trapichear con drogas para poder pagarte tus dosis te rehabilites y te insertes en la sociedad. Hay que tener en cuenta que el camino que no pase por acabar en prisión sea la sobredosis. En España, Informe de Drogas, se registraron390 muertes por sobredosis en 2016.

Los narcos de la Línea de la Concepción, por poner un ejemplo, ganan alrededor de los 30.000€ por operación, como informaba​ Espejo Público.​ Esto es una ridiculez en

comparación con los​ 6.000 millones de euros que mueve el narcotráfico en nuestro paíssegún ​Merca2​..Es decir, personas que viven extorsionando, ejerciendo la violencia, amenazando, aprovechándose de las personas que viven una difícil situación económica son las únicas beneficiadas de que se consuma droga. Si se continúa comprando drogas los crímenes del narcotráfico continúan. Quienes consumen cocaína en estados Unidos son responsables indirectos de que en México los carteles se están matando por el control del mercado

Todo esto sin contar con que el alcohol y el tabaco son drogas. Hemos querido tener en cuenta únicamente las sustancias ilegales. Pues sabemos que estos son dos problemas muy serios entre la juventud. De media, l​os españoles comienzan a consumir ambas sustancias desde los 16 años. ​Quienes comienzan a consumir a tan temprana edad de forma habitual en familias desestructuradas y en adolescentes que han abandonado los estudios.

Desarrollo del proyecto y conclusión

Nuestro trabajo quería poner en manos de los jóvenes de la universidad toda la información sobre las drogas y sus terribles efectos a nivel penal y mortal, acercándose de una manera más accesible de lo normal. No sabíamos cómo atraer la atención del público sobre nuestro proyecto en la calle universitaria, viviendo en un mundo enfocado en la tecnología y donde las personas suelen estar más centrados en sus móviles que en el mundo que los rodea.

Es por eso que la idea sobre los smartphones aportó un enfoque distinto del ​streetmarketingrealmente interesante. La idea de conectar toda esta información directamente con el bolsillo de la opinión pública era brillante, permitiendo así un acceso rápido y directo a todos estos datos que los jóvenes deben conocer para prevenirles de algo que no siempre es fácil de explicar. Teníamos un objetivo claro: informar a los estudiantes de los peligros y realidades de las drogas, pero nos faltaba algo. Un gancho para poder atraer su atención y de ese modo accedieran a los datos previamente mencionados.

En ese momento realizamos una investigación sobre posibles cebos. Descubrimos que la mayor parte de los jóvenes tiene un interés muy elevado en viajar y decidimos exprimir este

gusto común, de una manera original. Optamos por diseñar unos tickets falsos que supuestamente regalábamos a aquellos que se acercaban atraídos por la oferta de viaje. A continuación les realizamos una serie de preguntas relacionadas con el consumo de estupefacientes, y después les entregamos estos tickets con dos destinos posibles para los consumidores o usuarios ocasionales: la morgue o la cárcel. Con este mensaje tan conseguimos impactar al público y lograr nuestro objetivo. Además, los tickets tendrán un código QR que redirigirá al usuario a un PDF donde se encuentran los datos mortales y penales recogidos, alcanzando nuestro objetivo de introducir esta información en los móviles de los estudiantes de la UFV.

Situamos nuestro proyecto en el edificio H, al lado de la biblioteca, aprovechando que estamos cerca de los exámenes y la gran mayoría de universitarios se encuentran estudiando en el propio centro. También queríamos aprovechar el cansancio de los propios alumnos al estudiar para colocar nuestro cartel de “Viajes lowcost para universitarios” a la salida de la sala de estudio, generando interés ya que público busca despejar la mente de los libros y se fija en ese cartel tan sugerente. Debajo del cartel colocamos estratégicamente los “tickets de viaje” dónde se encuentra el código QR desarrollado. Varias personas se acercaron interesados por el sugerente cartel, para descubrir el verdadero propósito de nuestra campaña, mientras continuaban andando mirando el PDF citado en sus dispositivos móviles.

El resultado de la campaña fue realmente positivo ya que consiguió impactar a varios estudiantes a los que preguntamos una vez había pasado un tiempo desde que les observamos coger los tickets y ojear nuestro trabajo. Muchas personas se acercaron atraídas solo por el sugerente cartel, pero observaron el código en los billetes y sintieron curiosidad por saber a dónde llevaba este enlace y quedaron realmente fascinados.

One thought

Deja un comentario