Las nuevas tecnologías y los videojuegos en la enseñanza (1/02/2019 por Rodrigo Herreros de Tejada)

Es ya por todos conocido que las nuevas tecnologías han entrado en las aulas como un tifón. Ya no es extraño ver a niños sostener, junto a su papel y a su lápiz, un iPad que cuesta más dinero que todo su equipo escolar junto. Pero es necesario. Los tiempos cambian, y la educación cambia con esto. Por ello, alejémonos del mundo de los niños, y entremos en un mundo más adulto.

Los adolescentes juegan mucho a videojuegos, y se preguntan: ¿por qué no incluirlos en el temario? Sus ideas se basan en estudios como el de los profesores Carlos Arias- Almendro y Francisco Ignacio Revuelta en el que se analiza la propuesta de llevarlos a las aulas. Por ejemplo, en Alameda de Osuna, un colegio utiliza Minecraft, un juego de construcción, para enseñar geometría y soltura con el teclado a los niños. Se aprende de una manera emocional, haciendo que los niños disfruten de la enseñanza.

Yéndonos ya al ámbito universitario, la propuesta más compleja ha sido la de Ubisoft, empresa responsable del Assassin’s Creed. Este juego reproduce de una manera espectacularmente fiel los parajes de Roma, Florencia, Jerusalén, el Londres de 1800, París durante la Revolución Francesa, Egipto… Con un trabajo de tales dimensiones, los trabajadores de Ubisoft decidieron poner el modo “tour”, es decir, una cámara libre, para que en las clases de Historia o de Arquitectura (en la Universidad de los Andes ya se aplica) se pueda observar cómo eran las costumbres y las edificaciones de aquellos tiempos en esos lugares.

Si algo caracteriza a Ubisoft, es la capacidad de reproducir hasta el más mínimo detalle de la realidad histórica de cada juego que crean. Y si algo caracteriza al siglo XXI, es la necesidad imperiosa de que los niños aprendan jugando y los adolescentes lo hagan inmersos en las nuevas tecnologías.

Tags:

Deja un comentario