Mar Cabra: ‘Democracy Depends On How We Archive And Share Data’

El nuevo número de la Revista Comunicación y Hombre versa sobre Data Comunication, o lo que es lo mismo, cómo los comunicadores administran y difunden sus datos en el seno de sus profesiones. En este sentido, nuestra primera entrada reflexiona sobre la visión que la periodista Mar Cabra tiene acerca del uso responsable de datos compartidos. Cabra, Alumni UFV, es reconocida por haber sido la responsable de la Unidad de Datos e Investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación. Entre las investigaciones más reconocidas de este grupo se encuentran los Panama Papers o Luxembourg Leaks. En San Francisco, la periodista expresó en formato de Ted Talk la importancia vital de los documentos y datos como columna vertebral de las principales investigaciones periodísticas. Como responsable de una unidad dedicada en exclusiva al manejo de grandes cantidades de datos, Cabra narró su testimonio profesional en el seno de una organización que ha trabajado con decenas de millones de filtraciones que han cogido forma únicamente a través de un minucioso proceso de discernimiento y verificación. Dos ejemplos de esto han sido los Panama and Paradise Papers. Con un total de 25 millones de archivos, lo que sucede con los documentos después de la elaboración de infomes es verdaderamente importante en el seno de las democracias, dice Mar Cabra.

Hablando en TEDx San Francisco en octubre de 2017, Cabra compartió el asombroso hecho de que los datos de Panama Papers todavía se estaban usando para dar a conocer noticias un año y medio después de que la investigación fue publicada por primera vez. Durante la investigación inicial, ICIJ compartió los archivos con casi 400 periodistas como parte de una colaboración sin precedentes. Posteriormente, ICIJ dio a los datos una segunda vida al poner los nombres de las personas conectadas a compañías offshore en una base de datos con capacidad de búsqueda, que ahora ha sido utilizada por más de 11 millones de personas en todo el mundo.

Deja un comentario